viernes, 3 de agosto de 2012

Re-creándonos - Por: Clr. Alejandra Gómez Joaristi


Somos una obra en permanente construcción. Nos creamos, nos re-creamos, nos significamos y somos capaces, también, de resignificarnos, es decir tenemos la maravillosa capacidad de darle un nuevo sentido a nuestras experiencias.A veces, sólo basta con mirar nuestras circunstancias desde otro lugar.Cada cambio de posición genera un nuevo conjunto de posibilidades, un nuevo campo se sentidos se configura y lo único que hicimos fue corrernos un poquito para ver la cosa desde un ángulo distinto.Otras veces no es tan fácil porque estamos tomados por una percepción que contamina toda nuestra estructura subjetiva. Desde el lugar del monstruo que creemos ser no hay ángulo que nos permita otra cosa que ver pelambres ásperas, gruñidos y fealdades varias. Tal vez haya que podar un poco de pelambre fuera de lugar, aplacar algún que otro gruñido y embellecernos un poco a fuerza de autoconocimiento, pero todo eso lo podemos lograr si hay una base, por pequeña que sea de amor por nosotros mismos. En algún lugar en lo profundo de mí tengo algo valioso, algo que me permita rescatarme de esa imagen "peluda y grotesca".Hay muchas maneras de obstaculizar nuestra capacidad para poner el amor en movimiento, como me gusta definir a esta actividad que es el counseling, y de esa manera obtener la merecida recompensa de un cambio de posición subjetiva. Pero también hay un camino que nos lleva de este aquí y ahora frente a un espejo desde el que me mira lo peor de mí, hasta un nuevo punto del camino en el que habremos podido integrar todo lo que somos, cada uno de nuestros aspectos, los mejores y los peores.Como dice Leonard Cohen en una canción, “Hay una grieta en todas las cosas. Así es como entra la luz.”


No hay comentarios:

Publicar un comentario